5 formas de elegir un buen consejero de matrimonio


La terapia familiar puede mejorar su relación, o facilitar el proceso de separación.

El objetivo de la terapia de pareja es descubrir no sólo por qué usted está luchando con un matrimonio infeliz, sino también para cambiar las formas negativas de relacionarse entre sí. La terapia familiar puede revelar y corregir los síntomas de un matrimonio infeliz, y mantener dinámica familiar saludable.

Un terapeuta también puede facilitar el proceso de separación mediante el suministro de recursos para el divorcio o el apoyo a los niños. No todas las parejas que se adentran en la terapia terminan con una relación feliz. Un buen matrimonio es la meta ideal, por supuesto, pero no siempre es posible.

¿Cómo encontrar un consejero matrimonial?

1. Pregunte a su alrededor. La mejor manera de iniciar una búsqueda de cualquier profesional, es hablar con amigos y familiares que han tenido una buena experiencia con alguien. Puede que tenga que tragarse su orgullo, pero pidiendo a sus amigos, familiares y colegas pueden ser la mejor manera de encontrar un consejero matrimonial.

2. Solicitud de referencias. Pregúntele a su médico de cabecera, o a algún profesional que conozca. Usted no necesita una receta por escrito, sólo una sugerencia profesional. También puede contactar con alguna asociación.

3. Usar las Páginas Amarillas o Google. Muchos terapeutas tienen buena publicidad en la guía telefónica o a través de su propio sitio web. Para buscar en Google lo puede hacer escribiendo "terapeutas familiares en la ciudad de (x)" o "consejeros matrimoniales en (su estado o provincia)". A menudo, los psicoterapeutas tienen sitios web que permiten enviar un correo electrónico para que pueda permanecer en el anonimato y de esta manera solicitar la información específica sobre su problema.

4. Hable con el terapeuta familiar en primer lugar. Antes de entrar de lleno en los síntomas de sus problemas matrimoniales, haga las preguntas necesarias, tales como: ¿Cuál es su formación? ¿Cuánta experiencia tiene? ¿Cuál es su filosofía o enfoque terapéutico? Un buen terapeuta estará feliz de darle información sobre su educación y experiencia.

5. Confíe en sus instintos. Si usted no se siente cómodo o simplemente no le gusta su consejero matrimonial, busque otro sin dudarlo. Si no está satisfecho con su terapeuta familiar en el comienzo, no espere hasta que hayan transcurrido varios meses para encontrar uno nuevo. Para entonces, la idea de comenzar con un consejero nuevo puede ser abrumadora.

Un buen terapeuta familiar debe ser capaz de ayudarle a lidiar tanto con los síntomas de un matrimonio que está pasando por un mal momento, tanto como poder facilitarle el proceso de separación a usted a su pareja, y a los niños o como para poder recuperar el matrimonio.

 

Fuente: www.psicologiayautoayuda.comver-siguiente-articulo