5. -Propiedades psicodinámicas de una actividad

Expondremos a continuación una lista de las propiedades psicosociales de la actividad que se consideran primordiales para todos los tipos de disfunción de los usuarios de un Centro de Día. ( Norristown State Hospital; 13)

5.1. Propiedades de los materiales o herramientas

Divididos en sus cualidades básicas tales como resistencia, flexibilidad, control o desorden.

Por ejemplo, en la actividad de psicomotricidad, viene especificado por el inicio de la actividad por el orden en la sala, el uso de materiales dejados en cualquier lugar y la recogida posterior de los mismos por parte de los usuarios.

5.2. Complejidad de la actividad

Esta complejidad se puede graduar en el número de pasos y repeticiones requeridas. Posteriormente se podían ir complicando a medida que se lograsen los objetivos acordados.

Por ejemplo, en la parte de la relajación dentro de la psicomotricidad especifico cinco pasos básicos:

1. Un ambiente relajado: sin luz, música de cadencia lenta, sin ruidos.
2. Una posición cómoda: tumbados sobre una colchoneta, piernas ligeramente separadas, brazos a lo largo del cuerpo y ojos cerrados; o bien sentados, con toda la espalda apoyada sobre el respaldo y los ojos cerrados.
3. Respiración tranquila: "el aire entra por la nariz y sale por la boca".
4. Retirada de los problemas y preocupaciones: "todos ellos a la basura".
5. Despejemos la mente: " dejemos la mente en blanco".

Repetidos semanalmente durante veinte sesiones y quincenal las otras veinte siguientes. Después de este tiempo ya hay usuarios que consiguen generalizar esta relajación a su vida diaria.

5.3. Cantidad y tipo de directivas

Las cuales pueden ser orales, escritas, diagramas y demostraciones. Según varíen estas, las tareas y sus destrezas también se gradúan en función del tipo y cantidad de directrices expuestas. Para clarificar las diferencias de entendimiento entre las consignas proporcionadas se pueden modificar el tipo de directivas. Es decir, si damos hojas escritas a algunos usuarios les pueden surgir dificultades en las tareas asignadas por el tipo de directiva y no por la complejidad de la tarea (sí tuviese alterado el área de comprensión escrita, por ejemplo). Si pasamos un vídeo, por otro lado, nos podemos encontrar con fatigas visuales o si conversamos solamente con los usuarios, nos podríamos tropezar con aburrimientos, o si explicamos con dibujos o diagramas en la actividad existe la posibilidad de chocar con resistencias a expresar ideas con los dibujos.

En psicomotricidad utilizo directivas orales y mi persona como modelo que pueden seguir (técnica de moldeamiento). Con ello me aseguro el entendimiento de las consignas y la implicación directa de los participantes.

5.4. Estructura y control inherentes

Las normas sociales vienen determinadas por la sociedad a la cual pertenecemos. En la práctica contemplamos como las normas del Centro de Día, de la institución o comunitarias se convierten en estructuras de control social inherentes a cada Centro de Día Por ejemplo, si en la actividad de psicomotricidad, como norma de las actividades físicas del Centro de Día, se permite 15 minutos para cambiarse de ropa con el tiempo se convertirá en una estructura de control de cambio de ropa inherente a la actividad.

5.5. Predecibilidad de los resultados

Se trata de indicar el previsible éxito de la experiencia.
Por ejemplo, con una actividad ya consolidada y con una experiencia previa del profesional que la distribuya podrá adelantar más fehacientemente los resultados de ese usuario en dicha actividad. En el caso de la psicomotricidad se puede predecir el grado de participación de los usuarios en la misma. De aquí radica la importancia de establecer objetivos realistas y consensuados.

5.6. Tipo de aprendizaje

Diferenciamos tres tipos de aprendizajes diferentes para la enseñanza de nuevas tareas y destrezas en las actividades ocupacionales; el nuevo aprendizaje (si antes no conocían ni habían practicado esa tarea específica), un aprendizaje antiguo( si conocía y había practicado anteriormente la tarea) y una adaptación de un aprendizaje antiguo (si conocía pero no dominaba la ejecución de dicha tarea). A nosotros la que mejor nos resulta es la adaptación de un aprendizaje, pues facilita el desarrollo de las tareas y destrezas requeridas en la actividad. Sin embargo, en los casos de aprendizaje antiguo nos hemos encontrado, en ocasiones, con situaciones complicadas ya que presentaban comportamientos muy instaurados difíciles de modificar, contrarios a las enseñanzas de las destrezas requeridas en las actividades ocupacionales. En los aprendizajes nuevos, a veces, se presentan dificultades iniciales ante el desconocimiento y angustia de los pacientes ante nuevas tareas.

Generalmente los usuarios provenientes de otros recursos comunitarios presentan una mayor adaptación a las actividades del Centro que aquellos que nunca han estado en Hospitales de Día, ni Centros de Día.

5.7. Toma de decisiones

La facultad de elegir entre diversas opciones ni debe llevarnos a ofrecerles demasiadas alternativas y provocar un bloqueo de pensamiento en el usuario, ni por el contrario a negar el derecho a decidir por sí mismo la tarea o destreza a desarrollar. Por lo cual, dependiendo de la actividad y del usuario, planteamos las siguientes recomendaciones generales:

Al inicio de la actividad plantear tres opciones a desarrollar, durante las sesiones procurar mantenerse en las decisiones adoptadas y al acabar la sesión preguntar abiertamente por la programación de la subsiguiente sesión, promocionando el acuerdo entre todos los participantes.

5.8. Promedio de atención

Entendido como aquel tiempo objetable que los usuarios del Centro de Día son capaces de permanecer atentos a los requisitos de la actividad cursada. Pueden presentar dispersiones de atención causados por sus déficits cognitivos propios de los Trastornos Mentales Severos.

Podríamos aconsejar un promedio de 45 minutos de atención directa, y una duración máxima de 1:30 minutos por actividad. En sesiones de una duración superior a los 45 minutos recomendamos dejar un período de descanso, bien activo( en un espacio y lugar destinado a su esparcimiento9), o bien pasivo, relajando las dificultades de la tarea en el intermedio de la actividad.

5.9. Interacción

La interacción se define como la diferentes formas de relacionarse entre sus participantes en el desempeño funcional de la actividad ocupacional. Entre las que podemos destacar las siguientes, graduadas de menor a mayor dificultad: solitaria (si realiza la tarea de forma individual), paralela (si cada usuario trabaja de forma individual y además sus tareas son complementarias entre sí), por parejas, en grupo pequeño (hasta seis personas), grupo amplio, (entre doce y dieciocho); cooperación entre ellos (si existen tareas que requieren la colaboración conjunta de más de un usuario para su desempeño satisfactorio), y el hecho de compartir materiales y objetos.

En la actividad de psicomotricidad, hemos observado que la relación entre tarea, usuario y tipo de interacción es muy variable. Aconsejamos comenzar realizar interacciones solitarias e ir subiendo paulatinamente de nivel de interacción según discurren las sesiones y se produzcan mejoras entre los asistentes.

5.10. Comunicación

Cuyas opciones son: no-verbal, cantidad, directrices orales, leídas y escritas. Sobre esta cualidad existen multitud de tratados, en mi caso, en la actividad de psicomotricidad, me dediqué a aumentar la oferta de signos y gestos propios de la comunicación no-verbal ofreciéndome como modelo propio.

5.11. Motivación

Tenemos estas posibilidades: creativa, gratificante, estímulo intelectual, efectos sobre otras personas, relevancia para el espacio y los roles vitales.

El estudio de esta cualidad y su influencia el desempeño de las tareas ocupacionales es de una complejidad extrema. Continuando en el contexto de la actividad de la psicomotricidad, los pacientes que presentan sentimientos de cuidadores (de padres) suele funcionar la motivación tipo efecto sobre otras personas, para iniciar la actividad y favorecer su adaptación al grupo y al Centro usamos la motivación gratificante mediante juegos y relajación individual; la motivación creativa resulta interesante para la expresión corporal, la motivación de estímulo intelectual nos sirvió en los ejercicios de coordinación de movimientos individuales y por parejas; la motivación basada en los roles vitales y relevancia para el espacio no las hemos utilizado en esta actividad. Pero sí en la actividad de la vida diaria, para la motivación de los roles vitales. La motivación de la relevancia para el espacio se considera siempre en un ámbito más secundario y anexo al reconocimiento al lugar donde se desarrolla la actividad.

5.12. Tiempo

Definido como la culminación de una actividad en un número prefijado de sesiones. Si el éxito es rápido, la gratificación posterior es inmediata y si el éxito es lento la gratificación se difiere en el tiempo. La prolongación en el tiempo de las actividades ocupacionales elimina gradualmente sus características rehabilitadoras y sus efectos gratificantes.

En el ámbito de Centros de Día los usuarios tienden a permanecer largos períodos de tiempo asistiendo, con lo cual la culminación de la actividad ocupacional se alarga; por este motivo recomendamos realizar cambios en el diseño de las actividades cada 2 o 3 temporadas, y mantener las capacidades rehabilitadoras de las actividades ocupacionales.

ver-siguiente-apartado