Programa para el entrenamiento de la alimentación en adultos por traumatismo craneoencefálico

El siguiente artículo es una guía para el entrenamiento de la alimentación para el paciente confuso a causa de un traumatismo cráneo-encefálico.
Se divide en 4 fases en función de las habilidades cognitivas sin tener en cuenta los problemas físicos.

Se trata de un tratamiento progresivo que ofrece un ejemplo de cómo estructurar la actividad, a través de la simplificación, repetición y manipulación del ambiente, ejerciendo un influjo directo sobre la actuación del paciente en las tareas básicas.
La estructuración, como se explica aquí, puede ser aplicada a cualquier actividad simple para facilitar y obtener el mayor éxito en la ejecución. La clave para estructurar la actividad es dar un "input" (entrada) teniendo en cuenta las capacidades del paciente para realizar cada paso individual de la tarea sin sobrecargar de información innecesaria  al paciente que le puede confundir más.
No es necesario que todos los pacientes pasen por todas y cada una de las fases, aunque estas sugerencias pueden ayudar a observar las habilidades que presenta el paciente.
Tan pronto como el paciente empiece a comer debe ser introducido en una "sesión de alimentación" explicándole claramente de qué se trata.

Fase I
Cuando un paciente es capaz de seguir comandos simples, atender un momento, y sujetar un objeto, podemos decir que está preparado para realizar un programa de alimentación. Estos actos pueden ser inconsistentes y ejecutados torpemente, pero el hecho de que puedan alimentarse significará toda una prueba para ellos.
1.  El paciente estará situado en una habitación tranquila sin distracciones, con sólo una mesa frente a él. Si hay otras personas en el área, sitúe al paciente de forma que no pueda verlas.
2.  Cada plato de comida se colocará en cuencos o platos individuales sin envoltorios o cubiertas. Sólo se le debe de poner delante un plato, el resto de la bandeja lo retiraremos. Prepare, corte la comida antes de ponérsela al paciente.
3.  Oriente, sitúe o explique al paciente sobre el hecho de que se va a poner a comer.
Utilice frases cortas dentro de la conversación como: "aquí está su...".
4.  Póngale delante un solo plato y una cuchara en la mano.
5.  Si no empieza a comer coloque algo de comida sobre sus labios y anímele de nuevo.
6.  Puede guiar su mano o sólo darle unos golpecitos en el antebrazo, quizás esto solo le anime a iniciar el movimiento. Si no funciona, intente poner la mano del paciente encima de la suya mientras lleva a cabo los movimientos necesarios.
7.  Puede ser muy útil determinar qué tipo de sabores o comidas le gustan y empezar por una de ellas primero.
8.  Anímele ante cualquier intento de aparente de movimiento, si no es así, limite sus comentarios a animarle a comer pero no se ponga estricto.
9.  Si no consigue que coma con los cubiertos, intente con "comida para picar" con los dedos. Una vez que el paciente se anime a comer intente proceder de nuevo.

Fase II
Cuando el paciente utilice con éxito la cuchara y el cuenco vaya aumentando el número de elementos.
1.  En un primer momento no le ponga más de un plato delante de él. Ofrézcale líquidos sólo entre plato y plato.
2.  Cuando le presente la comida explíquele lo que es y provéale de cubiertos apropiados: "aquí está su tenedor para comer sus judías verdes".
3.  Deberá haber un ambiente tranquilo.

Fase III
Aumente la complejidad de la tarea a medida que vaya desempeñando la actividad con mayor destreza.
1.  Ir aumentando el número de platos en la mesa hasta llegar a presentarle el menú completo, el paciente deberá llegar a tomar los alimentos por orden: primer plato, segundo y postre.
2.  Haga que coja el cubierto adecuado en cada caso.
3.  3. Cuando sea necesario recuérdele al paciente las normas de educación en la mesa.
4.  Aumente la complejidad de los estímulos a través de comidas en grupo. Observe si el paciente es capaz de mantener la actividad a pesar de las distracciones y conversaciones sociales.

Fase IV
Cuando el paciente es capaz de llevar a cabo las actividades apropiadamente, no le llame la atención verbalmente y trabaje dirigiendo el objetivo a la independencia en sus decisiones y solución de problemas.
1. Permita al paciente que intente utilizar todos los objetos de la bandeja ( abrir yogures, destapar botellas, etc.) supervisándole exclusivamente.
2. Trabaje las etapas apropiadas y la terminación del alimento. Haga hincapié en las normas de educación y la conducta socialmente correcta.

Cedido por: www.terapia-ocupacional.com

ver-siguiente-articulo