PARAR EN SECO

En mi experiencia y como es lógico los mejores resultados los obtenemos si la actividad deportiva o laboral la paramos durante el periodo de recuperación. Después dependiendo de la causa que origina la inflamación de la fascia el tratamiento irá encaminado hacia un lugar o hacia otro.
Tanto si ha existido trauma sin fractura como si el dolor es tan intenso que impide una correcta deambulación, se debe realizar como tratamiento inicial:
- Inmovilización con vendaje funcional de 7 a 10 días.
- Tratamiento fisioterápico, que en líneas generales consistirá en: tratamiento de la inflamación mediante ultrasonidos y/o termoterapia profunda por microondas, tratamiento del dolor mediante electroterapia analgésica.
- Mientras se mantiene el vendaje se puede empezar a realizar el tratamiento osteopático específico, que detallamos más abajo.
- Terapias miofasciales y de estiramiento sobre la cadena posterior de los miembros inferiores, así como de gemelos, soleo y pie.
- A la retirada de ésta se continuará con el tratamiento fisioterápico encaminado la regeneración de la fascia y su cicatrización también mediante electroterapia y/o ultrasonidos a la vez que se continúa con el tratamiento específico de osteopatía. Es muy útil en esta fase la aplicación de un vendaje neuromiofascial para activar musculatura imprescindible a la hora de sujetar correctamente el arco plantar interno.

INSERCION-DEL-TIBIAL-POSTERIOR-IMPRESCIDIBLE-EN-LA-CONTENCION-CORRECTA-DE-LA-PLANTA-DEL-PIE
Insercción del tibial posterior

Por otro lado en ausencia de traumatismo, y con una sintomatología no muy pronunciada, es posible que no sea necesaria ninguna inmovilización ni tratamiento regenerativo de la fascia, aunque sí investigar sobre la causa que está provocando las molestias. Es muy efectivo en este caso un tratamiento específico osteopático ayudado por un tratamiento postural de fisioterapia, y la confección si fuera necesario de plantillas y revisión de calzado y actividad deportiva o laboral.

TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO ESPECÍFICO

Es fundamental, y su objetivo principal es ayudar al cuerpo a recuperar su equilibrio, a que su función la realice dentro de los parámetros fisiológicos normales, reduciendo así el tiempo de vuelta a la actividad normal con unas garantías mínimas.

Técnicas de tratamiento
• Con técnicas de thrust para las lesiones en rotación tanto de cuboides como de escafoides.
• Técnicas articulatorias para trabajar el valgo de calcáneo .
• Técnica de descompresión de la tibio tarsiana.
• Técnicas de thrust para iliaco, sacro y C0, C1 y C2.
• Técnicas de tejidos blandos para el trabajo de la fascia plantar y la musculatura posterior de la pierna.
• Trabajo craneal, donde con frecuencia se ha de trabajar la esfeno basilar, y el occipucio. Importante para mí el trabajo de las membranas de tensión recíproca y los captores posturales -ojos y sistema estomatognático- fundamentalmente, si hubiera relación.
• También es obligado revisar las vísceras, sobre todo colon ascendente, descendente sigmoideo, válvula ileocecal, vejiga y útero y próstata para liberar la movilidad de la pelvis.
• Manipular la charnela dorso lumbar y las glándulas suprarrenales para mejorar la respuesta antiinflamatoria del organismo.

Como coadyuvante en el final de tratamiento es fundamental el reequilibrio tónico muscular de la pierna sobre todo tibiales y tríceps sural mediante trabajo de fisioterapia de tonificación y propiocepción.