Qué hacer en un primer momento


  • En el momento que sentimos los hormigueos en la mano o alguno de los otros síntomas debemos acudir lo antes posible a nuestro fisioterapeuta, porque podemos pensar que no es nada y que ya se me pasará, pero lo que puede ocurrir es que la lesión vaya a más y después tenga un peor pronóstico y una recuperación más lenta. Cómo en todas las patologías cuanto antes se detecte la causa y se empiece el tratamiento mejor.

 

  • Para las parestesias (hormigueos) nocturnas os recomendamos realizar el truco con una cuchara que os contamos más adelante y que os ayudará a descansar.

 

  • Los autoestiramientos os pueden ayudar a relajar la musculatura del antebrazo. Ponte en contacto con tu especialista para que te los enseñe a hacer correctamente.

 

  • En un primer momento el aleteo de las manos nos puede ser beneficioso para eliminar los síntomas, pero no debemos pensar que esta es la solución.