LA PIEL DEBE ESTAR LIMPIA Y SECA

1- Preparación de la piel:

Si queremos aplicar el vendaje sobre una buena base, antes de iniciarlo es fundamental una preparación adecuada de la piel. Es aconsejable por ello el rasurado del vello de la zona a tratar, sobre todo si es abundante, con el fin de asegurar una adherencia eficaz de las vendas y evitar posteriormente que su retirada sea una prueba dolorosa para el paciente.
La piel debe estar limpia y seca, observaremos si existen erosiones, ampollas o irritaciones, en cuyo caso deben protegerse, y no debe haberse aplicado previamente hielo, calor o pomada. Habitualmente se impregna con un spray adherente, para asegurar la acción mecánica y aumentar la eficacia del vendaje. (Ver ilustración de portada)

2- Los anclajes y tiras activas:

Los anclajes son tiras de venda adhesiva ancha, sobre las que asientan posteriormente las tiras activas que aseguraran la corrección, la estabilización y/o la protección de los diversos segmentos. Su función es proporcionar un mejor agarre de éstas, evitar una tracción excesiva de la piel y distribuir sus esfuerzos tractores, lo cual permite soportar más fácilmente el vendaje.

anclajes-tira-activa
Anclajes y tira activa


Los anclajes pueden ser de material elástico o inelástico. Con el fin de facilitar el efecto mecánico del VF, los anclajes deben ser inextensibles para que las tiras activas, al ejercer sus esfuerzos de tracción, no provoquen un alargamiento suplementario. Este material inextensible puede obstaculizar la circulación venosa, motivo por el cual se aconseja aplicarles de forma circular abierta. A su vez las tiras activas no deben sobrepasar los límites del anclaje ya que si lo hacen, éste pierde eficacia.

 

3- Elección y manipulación de las vendas:

El tipo de vendas a utilizar estará condicionada por el grado de inmovilización que se precise y por los relieves de la superficie en la que se aplica el vendaje, en este último caso las vendas elásticas se adaptan mejor a los salientes óseos. Si deseamos una inmovilización rigurosa deben aplicarse vendas inelásticas. Debemos ser cuidadosos en la colocación de las vendas, evitando que queden arrugas, sobre todo en zonas articulares y de apoyo, que puedan ser el origen de complicaciones posteriores. Se ha de tener además especial precaución en no comprometer la circulación del retorno.

eleccion-vendas
Eleccion de las vendas

Respecto a la manipulación de las vendas, se aconseja despegar una cierta longitud del carrete antes de aplicarla, ya que de no hacerlo así puede producirse más compresión de la deseable sobre el segmento corporal a tratar. De igual modo pueden cortarse previamente las diferentes tiras activas adhesivas, de tamaño predeterminado, lo cual facilitará su colocación posterior.

 

4- Colocación del segmento corporal

Depende de la zona a tratar y del objetivo que se pretenda con el vendaje funcional, aunque siempre ha de tenerse en cuenta proporcionar una posición cómoda tanto para el paciente como para el terapeuta.
Al realizar el VF las estructuras anatómicas implicadas deben ser colocadas en posición no dolorosa de reducción y/o de reposo, según cuales sean las lesiones encontradas. Esta situación será mantenida o estabilizada por el VF que evitará la reproducción de la lesión. Por ejemplo:

colocacion-del-segmento-corporal
Colocacion del segmento-corporal


- En el caso de los traumatismos capsuloligamentosos, la articulación se coloca de forma que los elementos lesionados estén en posición de acortamiento o en algunos casos en posición neutra.
- En las tendinitis, se coloca el segmento corporal que moviliza el tendón afectado de forma que éste quede distendido.
- En las lesiones musculares las articulaciones se colocan procurando que los músculos queden en posición acortada.
No obstante, sea cual sea la posición adoptada, esta debe mantenerse durante todo el periodo de la realización del vendaje.

5- Retirada del vendaje

No está bien establecido el tiempo que debe mantenerse un vendaje, en general se debe cambiar cuando no es eficaz y retirar cuando ya ha cumplido el objetivo para el cual se instauró. El tipo de vendaje condiciona el tiempo que debe mantenerse, así los vendajes

retirada-del-vendaje
Retirada del vendaje

preventivos se retiran después de la actividad deportiva y en ocasiones es aconsejable hacerlo de manera progresiva, con el fin de que los elementos que musculares que intervienen en la estabilidad (pasivos durante el periodo que ha estado aplicado el vendaje), puedan asumir su papel. El vendaje debe retirarse mediante tijeras de punta roma o tape-cutter, para evitar cortes no deseados en la piel.