FUNCIÓN FISIOLÓGICA

La función más conocida del calcio es la formación del tejido óseo y dental. El componente mineral del hueso consiste en su gran mayoría en cristales de hidroxiapatita.
Además, el calcio actúa como transmisor de estímulos (sinapsis), inicia reacciones enzimáticas (p.e. fosforilasa A2, etc.), actúa como mediador de la constricción y relajación de los vasos sanguíneos, de la secreción hormonal (insulina) y de la contracción muscular.

 

PECULIARIDADES DEL CALCIO

La Organización Mundial de la Salud, afirma que en las regiones con menos incidencia de fracturas se ingiere mucho menos calcio y lácteos que en las de mayor incidencia (Joint FAO/WHO Expert Consultation on Diet NatPoCD. WHO Technical Reports Series 916. 2003. Geneva, World Health Organization). Y en noviembre de 2004, se ha publicado un estudio en el que se observa que, a mayor consumo de lácteos, mayor eliminación de calcio (Prynne CJ, et al. Dietary acid-base balance and intake of bone-related nutrients in Cambridge teenagers. European Journal of Clinical Nutrition. November 2004, Volume 58, Number 11, Pages 1462-1471)
Por lo tanto, hay que tener en cuenta las posibles interacciones que pueden perturbar la absorción de calcio, interfiriendo así, en el aporte el calcio adecuado para promover la salud ósea, y poder incluso disminuir los riesgos de varias enfermedades crónicas.
Se requiere de vitamina D3 para la óptima absorción de calcio.
La cafeína en grandes cantidades aumenta la excrección urianaria del calcio.
Recordar lo que anteriormente se ha mencionado, la asimilación de calcio es impedida por las sales del óxido oxálico (ruibarbo) y por las sales del ácido fítico (productos elaborados con cereales no tratados- muesli). También interfiere en su asimilación la ingesta de altas concentraciones de proteína y/o grasa en el mismo alimento; y por último las altas concentraciones de ácido fosfórico (fosfatos) usado en tecnología alimenticia y/o conservación de alimentos: coca cola, limonada, productos de comida rápida, embutidos, etc.)
Un reciente estudio encontró que la ingesta de calcio puede reducir la absorción de zinc.
Y para cerrar este capítulo, recordar que es muy importante cuando se trata del crecimiento óseo, tener en cuenta el conjunto de magnesio, calcio, fósforo y vitamina D3.

 

 

ARTÍCULO CEDIDO POR:

logo_fisiosan