La necesidad de beber agua

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que el primer líquido para satisfacer las necesidades de un individuo es el agua. Entre los tipos de agua que se consumen corrientemente se encuentra la del grifo, el agua mineral y el agua del grifo filtrada. El agua debe ser pobre en sales y otras impurezas como sustancias químicas y microorganismos perjudiciales. Aunque algunos microorganismos en cantidades óptimas (según la normativa) y solutos son necesarios para nuestra salud y además proporcionar un sabor adecuado.

Nuestro cuerpo está formado entre 70 a 75% de agua. Por regla general, un adulto moderadamente activo debe tomar entre 1,5 a 3 litros diarios de agua, para garantizar el adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo y evitar la deshidratación.

necesidad-beber-agua
La necesidad de beber agua


Dicha cantidad puede variar en función del clima, el nivel de actividad física, la dieta, el estrés, la humedad, las pérdidas de líquidos por vómitos, diarreas, diabetes descompensada, quemaduras, entre otros factores, el cuerpo pierde agua por medio de la transpiración, orina, heces, por la respiración y aliento, a través de la exhalación de vapor de agua. También hay que tomar en cuenta situaciones especiales como el embarazo, en donde el aumento de volumen plasmático incrementa el requerimiento de agua. Igualmente ocurre en la lactancia, es importante mantener una ingesta hídrica adecuada para preservar la calidad y cantidad de la leche que afectan directamente al estado nutricional del niño y de la madre.

Para garantizar nuestra correcta hidratación debemos ingerir suficiente cantidad de líquido, esté puede estar contenido en los alimentos tanto sólidos como líquidos además del agua que ingerimos.