10. Discusión y conclusiones.

-La enfermedad de Sever es una causa común de dolor en el talón que afecta a pacientes de corta edad, de los 7-8 años a los 15 1-16, y que aunque no provoca alteraciones graves sí que puede desarrollar incomodidad e incapacidad funcional, sobre todo en el ámbito deportivo.

Cuando los signos clínicos de la enfermedad son detectados, fundamentalmente expresados en forma de dolor en el talón, más o menos acusado, el uso de RX está indicado para comprobar el estado de la apófisis calcánea1-16. No obstante, los cambios radiográficos observados en el núcleo secundario de osificación en forma de esclerosis son también vistos en las radiografías de pacientes sanos, por lo que no son indicativos de patología per sé. Sin embargo, la fragmentación de la apófisis en dos o mas osículos si que denota una manifestación clínica más típica de la enfermedad de Sever10,13 que corresponde a la demanda mecánica a la que se está viendo sometida una zona vulnerable por el propio proceso de osificación10,13.
Así mismo, el descenso de la densidad ósea del núcleo secundario en los pacientes con apofisitis se debe no a un proceso avascular como se pensaba antes3,5, sino al desuso mecánico causado por el dolor y la inflamación11,10,13.


El tratamiento a seguir depende del grado de severidad en el que se encuentre la patología, pero a modo de resumen diremos que el reposo de la actividad física durante al menos dos semanas1,3-9 es fundamental; igual de importante es la colocación de taloneras de alta densidad para relajar la musculatura posterior de la pierna en combinación con las de baja densidad para disipar las presiones localizadas en el talón. La crioterapia en los días iniciales ayuda a disminuir el episodio inflamatorio.

Una vez se ha conseguido la mejoría del cuadro clínico, la incorporación a la actividad física ha de ser gradual, y debe ir acompañada de unos estiramientos específicos de la musculatura gastrosólea. Los estiramientos antes y después de la actividad física suponen un factor preventivo de la enfermedad de Sever7-9,11, ya que ayudan a relajar los gemelos y el sóleo, disminuyendo de esta manera la tensión perpendicular que soporta la apófisis calcánea en crecimiento.