DESDE UNA SIMPLE MOLESTIA HASTA UNA GRAN INFLAMACIÓN


La patología ungueal no suele verse con mucha frecuencia, y se suele ceñir más a la simple aparición de una infección de la lámina ugueal -uña- por hongos principalmente, lo que provoca un cambio de coloración en la misma -de color blanco por regla general- así como la separación de la uña con el lecho ungueal.

Pero en ocasiones también aparece la onicocriptosis -en adelante ONC-, que puede general solamente una simple molestia, o incluso producir una gran inflamación con afectación de tejidos blandos colindantes. Existen varios motivos por los que puede aparecer, tanto intrínsecos -motivados por la misma uña- como extrínsecos -motivados por factores externos al cuerpo-. También, en función de la gravedad, se pueden practicar diferentes tratamientos, tanto cruentos como incruentos.