Flores de Bach

Las flores de Bach son 38 remedios florales preparados homeopáticamente, 37 a partir de la maceración de diferentes flores silvestres y arbustos y 1 con el agua de un manantial con propiedades curativas (Rock Water).

 

 Descripción de las flores de Bach: 38 remedios florales

Esta terapia está basada en la creencia de que la personalidad y las actitudes de las personas tienen un efecto sobre su estado de salud.
El Dr. Edward Bach (1.886-1936) era un médico del país de Gales, en Gran Bretaña. Después de graduarse en Londres como médico, realizó notables trabajos de investigación en bacteriología. Como médico, tenía un enorme deseo de ayudar a las personas, pero no estaba del todo convencido de la medicina que practicaba. Así que se dedicó a la búsqueda de algún método menos agresivo, más sutil, benigno y suave. Fue entonces que tuvo contacto con la Homeopatía, en la cual también se destacó como médico e investigador, recibiendo el reconocimiento de sus colegas.

 

 

 

El Dr. Bach, encontró que personas con la misma enfermedad tenían otras características parecidas, como la personalidad, gestos, forma de hablar de moverse etc.. esto lo llevo a estudiar a sus pacientes, ya no solo, desde sus síntomas, sino teniendo en cuenta su personalidad. Ahora le surgía la necesidad de encontrar un remedio para cada una de las personalidades. Esto lo llevo a mudarse a Gales, donde empieza a recoger flores y elaborar remedios florales de forma intuitiva. Cada uno de estos remedios florales los prepara homeopáticamente y los receta según las diferentes personalidades, obteniendo con ello buenos resultados.

El Dr. Bach consideraba que cada una de las flores canaliza una vibración energética que responde exactamente con cada estado de ánimo, es un intercambio energético entre la flor y el paciente.
Utilizó el método ensayo-error y fue descubriendo la emoción en la que actúa cada flor clasificándolas en 7 grupos representando los conflictos fundamentales:

• Miedos:

– Red Chestnut (castaño rojo).
– Mimulus (mímulo).
– Cherry Plum (cerasífera).
– Aspen (álamo temblón).
– Rock Rose (heliantemo).

• Dudas / Incertidumbre:

– Cerato (ceratostigma).
– Scleranthus (scleranthus).
– Gentian (genciana).
– Gorse (aulaga).
– Hornbeam (hojarazo).
– Wild Oat (avena silvestre).

• Falta de interés por el presente (por las situaciones actuales):

– Clematis (clemátide).
– Honeysuckle (madreselva).
– Wild Rose (rosa silvestre).
– Olive (olivo).
– White Chestnut (castaño de indias).
– Mustard (mostaza).
– Chestnut bud (brote de castaño).

• Soledad:

– Water Violet (violeta de agua).
– Impatiens (impaciencia).
– Heather (brezo)

• Hipersensibilidad a las influencias e ideas ajenas:

– Agrimony (agrimonia).
– Centaury (centaura menor).
– Walnut (nogal).
– Holly (acebo).

• Desesperación / desaliento:

– Larch (alerce)
– Pine (pino).
– Elm (olmo).
– Sweet Chestnut (castaño dulce).
– Star of Bethlehem (leche de gallina).
– Willow (sauce)
– Oak (roble).
– Crab Apple (manzano silvestre).

• Excesiva preocupación por el bienestar de los demás:

– Chicory (achicoria).
– Vervain (verbena).
– Vine (vid).
– Beech (haya).
– Rock Water (agua de roca).

Además también existe una única fórmula preparada llamada Rescue Remedy que es la mezcla de Rock Rose, Impatiens, Star of Bethlehem, Clematis y Cherry Plum. Se utiliza en momentos de crisis o traumas como por ejemplo la pérdida de un ser querido, ir al dentista, una ruptura sentimental, el desempleo, etc.

En los casos de aspereza, dolores musculares, sequedad de la piel, hemorroides, descamación, etc. podemos utilizar Rescue Cream, un bálsamo compuesto por las mismas flores que el Rescue Remedy más Crab Apple.

El preparado se realiza en un gotero de cristal de 30 ml., al que se le añaden 2 gotas de la tintura madre de la flor o flores elegidas, hasta un límite de 6 ó 7 flores, y agua mineral.
Se suelen tomar 4 gotas 4 veces al día hasta que se acabe el gotero, aproximadamente 3 semanas, aunque también se puede ajustar la dosis de cada uno testándolo con kinesiología.

¿Cómo pueden ayudarte las flores de Bach?

Trasforma actitudes negativas en positivas

El fin de las flores es corregir los factores emocionales de la enfermedad, transformando las actitudes negativas en positivas, o bien como tratamiento preventivo evitando que estos sentimientos lleguen a somatizarse y provocar una patología.

La elección de las flores de Bach la puede realizar un terapeuta floral, se puede testar con kinesiología o bien eligiendo la flor conociendo previamente su descripción y la condición emocional del paciente.

El tratamiento floral es totalmente inocuo, no presentando efectos adversos ni secundarios, por lo cual pueden tomarlo desde recién nacidos hasta ancianos y combinarlo con otros tratamientos.
Se pueden utilizar en un estado agudo, puntualmente, o en un estado crónico trabajando desde los sentimientos más recientes, más superficiales, hasta llegar al fondo, al origen de la enfermedad.

 

Patología que se puede tratar con las flores de Bach

Equilibra los estados emocionales

El tratamiento con las flores de Bach, como ya hemos comentado, ayuda a equilibrar los estados emocionales, por lo cual es aplicable como terapia complementaria para cualquier patología, ya que éstas siempre generaran al paciente un sentimiento.
También está indicada en caso de emociones que no conseguimos superar, estados de ánimo,

ansiedad, traumas, estados de shock, miedos, fobias, estrés, etc.

Como todos sabemos, hay gente que nota contractura en los trapecios o molestias de estómago cuando está nervioso bien por trabajo, estrés, exámenes, etc, pues esto es lo que ocurre con cada una de las emociones con las que nos vemos bombardeados a diario. La mayoría de ellas somos capaces de integrarlas, superarlas y no las damos casi importancia porque pasan desapercibidas, pero alguna por su intensidad, por la sumación de múltiples factores, por el momento en el que nos coge, etc, podemos no ser capaces de integrarla y superarla , pudiendo almacenarse en nuestros tejidos y, a medio o largo plazo, desarrollar una patología, como por ejemplo, además de las ya mencionadas, dolor en una rodilla, jaquecas, vómitos, lumbalgias, cervicálgias, dorsalgias, túnel carpiano, etc.

 

Nuestras recomendaciones sobre las flores de Bach

Siempre, acudir a un profesional

No siempre es fácil vernos reflejados en la descripción de las flores de Bach, ya que éstas a veces no son muy halagüeñas, por lo que no es muy recomendable elegirlas nosotros mismos ya que puede llevarnos a error. Por esto, es preferible acudir a un profesional cualificado y con conocimientos en esta técnica para que nos ayude a elegir las flores correctas para nosotros.

También es muy importante conocer el sentimiento que nos está afectando y autoconcienciarnos para trabajar sobre ello y superarlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario