El balonmano

La introducción de este deporte en territorio español ha seguido los mismos caminos y senderos que en otras partes. Primero, se dio a conocer el balonmano a once, como una derivación del fútbol y, poco a poco, se fue etiquetando en el balonmano a siete, con salas cubiertas como escenario principal. Según el ex técnico español Juan de Dios Román Seco, en un estudio reciente sobre la historia del balonmano en España, fue la Escuela Militar de Toledo el epicentro donde se cuece la primera normativa y los primeros trabajos de tipo técnico que se elaboraron sobre este deporte.

Después de la Guerra Civil, tanto el Frente de Juventudes como la Sección Femenina y el SEU son los únicos organismos oficiales que controlan de alguna forma el deporte en España. La primera normativa, siguiendo a Juan de Dios Román, que se conoce en España, está firmada por el capitán Hermosa y data de 1929. Era un primer esbozo de un reglamento, con el título de «balón a mano», documento que se formaliza diez años más tarde por la Escuela Central de Educación Física de Toledo. La Federación Española de Balonmano se crea en 1941, con don Emilio Suárez Marcelo como primer dirigente de este deporte.

En la temporada 42-43, según Lluis Miracle en su libro «El handbol a onze catalá», se organiza el I Campeonato de España, en el que el SEU de Valladolid consigue el primer título nacional en la historia del balonmano español. En ese mismo año, la Federación Española edita oficialmente el reglamento de juego. El estadio de Las Corts, en Barcelona, es el escenario del primer partido internacional del balonmano hispano, modalidad a once, en el que España vence a Francia por 3-1. En el año 51 despega la Primera División Nacional, a siete, en la que se proclama campeón el Atlético de Madrid, que en la temporada siguiente es relevado por su eterno rival en el fútbol, el Real Madrid. También comienza a disputarse la Liga Nacional Femenina, con triunfo de la Sección Femenina de Madrid.

La época del balonmano español a siete se estrena internacionalmente con el enfrentamiento del equipo hispano ante Suecia, con la que se pierde por 23-12. Esta modalidad le quita terreno e interés al balonmano a once y éste termina por extinguirse. El año 1958 es un año clave para el balonmano español. Las corrientes externas también influyen en el desarrollo de este deporte. En ese año, por primera vez, la selección española interviene por acceso directo en un Mundial. Era el tercer campeonato de este tipo, organizado por la República Democrática Alemana. En su debut mundialista figuraban en el equipo nacional diez jugadores castellanos y siete catalanes. Para la historia ahí están sus nombres: Alcántara, Góngora y Anchústegui (Atlético de Madrid), Casajuana Pregona, Fontdevila y Martín Font (Granollers), Farrés (Sabadell), Fernández Zurdo (Bressel), José Luis García y Emilio Villanueva (Real Madrid), José Medina y Rafael Orbe (San Fernando). Domingo Bárcenas fue el técnico encargado de acoplar debidamente esta selección.

Para el balonmano español masculino, el 79 fue un año muy especial, pues de doble tacada se consiguió el título de campeón en el Mundial B e igualmente se consiguió una plaza para los Juegos Olímpicos de Moscú. Fue la explosión de la selección española, dirigida en aquella época por Domingo Bárcenas y con Emilio Alonso como segundo entrenador. El 9 de octubre de ese año, en el escenario del Palau Blau Grana, en una jornada histórica, España derrotaba a Suiza por 24-18 y conquistaba por primera y, única vez hasta el momento, un título mundial.

La progresión de España en el concierto mundial ha sido evidente, figurando ahora en el paquete de los mejores equipos del mundo. Esa escalada está avalada y bien argumentada por los triunfos conseguidos en los últimos años, como es la medalla de bronce lograda en los Juegos Olímpicos de Atlanta, tras derrotar a nuestros vecinos de Francia. Y más reciente es el subcampeonato conseguido en el último Europeo, celebrado en las localidades italianas de Merano y Bolzano. Solo Suecia pudo derrotar al equipo español en la gran final. La tercera plaza de Atlanta mejora notablemente la participación de España en una Olimpíada. Ese palmarés lo mejorado notablemente el F. C. Barcelona, quien en los últimos años no ha dejado que ningún otro equipo alcance la corona continental por clubes, haciendo así que se le denomine el mejor equipo de esta década. La Liga española, junto con la Bundesliga alemana, son las competiciones más fuertes de Europa.

El terreno de juego

  • 1:1.El terreno de juego es un rectángulo de 40 m. de largo y 20 m. de ancho, que está formado por dos áreas de portería y un área de juego. Las líneas exteriores más largas se llaman líneas de banda y las más cortas líneas de portería (entre los postes de la portería) o «líneas exteriores de portería» (a cada lado de la portería). Las características del terreno de juego no pueden ser modificadas en beneficio de un solo equipo en ningún aspecto. Debería rodear el terreno de juego una zona de seguridad de 1 m. de ancho por el exterior de las líneas de banda y de 2 m. detrás de las líneas de portería.

  • 1:2.Una portería está situada en el centro de cada línea de portería. Deben estar firmemente fijas al suelo. Sus medidas interiores son de 2 m. de alto y 3 m. de ancho (excepto en mini-balonmano, donde la portería tiene unas medidas de 1,60 m. de alto y 3 m. de ancho).Los postes están unidos por un larguero. Las aristas posteriores de los postes estarán alineadas con el lado posterior de la línea de portería. Los postes y el larguero deben tener una sección cuadrada y estar construidos de un mismo material (madera, aleación ligera o material sintético). Las tres caras visibles desde el terreno de juego deben pintarse con dos colores alternativos que contrasten claramente con el fondo del campo. Los postes y el larguero deben estar pintados del mismo color en su unión. Este color debe medir 28 cm. en cada dirección. El resto de las franjas de color medirán 20 cm. Las porterías deben estar provistas de redes, sujetas de tal forma que el balón que penetra en ellas no pueda salir rebotado inmediatamente al exterior.
  • 1:3.La superficie del área de portería está delimitada por la línea del área de portería, que se dibuja como sigue: (i) una línea recta de 3 mts. de largo en frente de la portería, paralela y a 6 m. de ésta; y (ii) cuartos de círculo unidos en sus extremos a la línea de portería, cada uno con un radio de 6 m. medidos desde la esquina interna posterior de los postes de la portería.
  • 1:4.La línea de golpe franco (línea de 9 metros) es una línea discontinua en la que tanto los segmentos como los espacios entre ellos miden 15 cm. La línea se dibuja 3 metros fuera de la línea del área de portería y paralela a ésta.
  • 1:5.La línea de 7 m. se indica con un trazo de 1 m. de longitud, pintado frente al centro de la portería y paralelo a la línea de portería, a una distancia de 7 m. desde el lado posterior de la línea de portería (fig. 1).
  • 1:6.La línea de limitación del portero (línea de 4 metros) tiene 15 cm. de longitud. Se traza paralela a la línea de portería y a 4 m. de distancia del lado posterior de ésta, justo en frente de la portería (fig. 1).
  • 1:7.La línea central une el punto medio de las dos líneas de banda (figs. 1).
  • 1:8.Cada una de las dos líneas de cambio se delimitan a una distancia de 4,5 m. de la línea central por una línea que es paralela a ésta y que se extiende 15 cm. dentro del terreno de juego.  Como referencia para los equipos, estas líneas también se prolongan 15 cm. hacia fuera del terreno de juego.
  • 1:9.Todas las líneas del terreno de juego forman parte de la superficie que delimitan. Deben medir 5 cm. de ancho (excepto 1:10) y deben ser siempre claramente visibles.
  • 1:10.Las líneas de portería deben medir 8 cm. de ancho entre los postes, de tal forma que coincidan con la anchura de los postes.

¿Cómo se pasa el balón en balonmano?

Es la forma habitual de trasladar el balón con seguridad de un jugador a otro, estático o en movimiento. Requiere a su vez un trabajo continuado y metódico.

Principios fundamentales:

  • – Se debe de realizar con gran precisión observando la situación más favorable en el receptor que va a recibir dicho pase, para que la acción posterior adquiera mayor grado de eficacia.
  • – Variabilidad en el pase, ya que cuantos más pases se conozcan, más posibilidades habrá de efectuarlo con mayor eficacia.
  • – No debe mirarse ni al balón ni al posible receptor para evitar la lectura de la jugada y por tanto la anticipación la balón por parte del defensor.
  • – Debe haber seguridad en el pase ya que, ante la cercana posición del oponente, debe protegerse el balón, colocándose entre éste y el adversario.
  • – Momentos antes de un pase, debe comprobarse y observarse con rapidez la situación de juego y de los oponentes más próximos al receptor y así evitar la posibilidad de corte de la trayectoria del balón por parte de éstos.
  • – El pase debe realizarse con fuerza, relacionado ésta con la distancia del receptor.

Los lanzamientos

Acción de proyectar el balón hacia portería con el lógico objetivo de superar al portero y conseguir gol, generalmente a través de la aplicación de la máxima potencia.

Principios fundamentales:

  • El lanzamiento es el gesto técnico más trascendente del juego de ataque, por lo tanto su dominio se hace imprescindible para cualquier jugador.
  • El lanzamiento debe realizarse en el momento oportuno, o sea, cuando las circunstancias del juego sean favorables y entre el poseedor y la portería exista espacio libre.
  • Para lanzar hay que estar desmarcado.
  • El lanzamiento debe ejecutarse con la adecuada rapidez para que sorprenda al defensor.
  • Debe ser preciso, debe lanzarse la pelota en la dirección y altura consideradas idóneas en cada momento, que dependerán de los espacios libres existentes entre los defensores y sobre todo la actuación del portero.
  • Debe ser variado, tanto en cuanto a su ejecución como a la dirección y altura elegida, siempre en función de los oponentes.
  • En la mayor parte de los casos debe lanzarse con la mayor potencia posible, siempre cumpliendo las consideraciones anteriores, pero en el juego se dan excepciones en las que conviene realizar un tipo de lanzamiento poco potente, como es el caso de la vaselina ante portero adelantado.
  • Tener las condiciones atléticas para realizarlo.

Los jugadores y sistemas defensivos y ofensivos básicos

La denominación de los puestos es la siguiente: DEFENDIENDO (rojo) y Atacando (turquesa)

3:3                                                                             6:0

  • A. Lateral izquierdo                                           2. Exterior izquierdo
  • B. Central                                                             3. Lateral izquierdo
  • C. Lateral derecho                                              4. Central izquierdo
  • D. Extremo derecho                                           5. Central derecho
  • E. Pivote                                                                6. Lateral derecho
  • F. Extremo izquierdo                                         7. Exterior derecho

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario