El Congreso Nacional de Estudiantes de Fisioterapia cierra su cuarta edición reinventando el futuro de la especialidad

El prestigioso informático Alan Key pronunció una frase hace décadas que se adapta como anillo al dedo a la situación de los fisioterapeutas de nuestro país: ”El mejor modo de predecir el futuro es inventándolo”.

La frase resume en apenas 9 palabras la ejemplificante filosofia y la maravillosa aventura en la que se han embarcado nuestros fisioterapeutas. Y es que, ante la ausencia de especialidades relacionadas con la fisioterapia de los grados universitarios en nuestro país, decidieron crear un congreso nacional de estudiantes de fisioterapia, que durante los días 16, 17 y 18 de febrero celebró su cuarta edición en A Coruña.

A pesar de encontrarnos ante la IV edición, el comité organizador del evento ha decidido romper con lo establecido en anteriores ediciones para poder construir un proyecto nuevo, cuidando cada
detalle, para ofrecer un congreso novedoso, con temáticas de vanguardia y los mejores profesionales del sector.

Así, a lo largo de los tres trepidantes días en los que el Congreso llenó Galicia con las técnicas de vanguardia en el mundo de la fisioterapia y con los profesionales más reputados de nuestro país, tanto estudiantes como profesionales pudieron asistir a numerosas charlas, presentaciones y talleres prácticos de los cuatro módulos que vertebraron la reunión:

– Fisioterapia en el Deporte
– Fisioterapia en el Dolor
– Fisioterapia Invasiva
– Fisioterapia en Pediatría

Un éxito rotundo

A la hora de evaluar distintos eventos se suele abusar de adjetivos grandilocuentes, pero en este caso, solo se puede definir el resultado final del Congreso de una manera: como un éxito rotundo.

Un triunfo en cuanto a participación de especialistas (gente de la talla de Fernando Ramos Gómez -Presidente de la AEF-, Antón Doval Bao -fisioterapeuta del Deportivo de la Coruña-, Mónica Menéndez Pardiñas -Fisioterapeuta de la Unidad de Atención Temprana del CHUAC- o Ana Presedo Rodríguez -Doctora por la Universidad de Santiago de Compostela y Cirujana Ortopeda en el Hospital Robert Dabré (París)-, entre otros).

Una maravillosa acogida por parte de la ciudad, de sus dirigentes (incluso el alcalde Xulio Xosé Ferreiro Baamonde fue uno de los miembros del Comité de Honor del evento) y de un público que no se limitó a llenar cada día el Congreso sino que participó, vivió buenos momentos, disfrutó de las nuevas tecnologías del mundo de la fisioterapia y replanteó las bases para que el campo de la fisioterapia en España deje de estar en un segundo plano y se equipare al modelo habitual en el entorno europeo.

Además, a lo largo del Congreso también hubo un importante hueco para el futuro, para los jóvenes. No hay que olvidar que el evento ha sido creado por los propios estudiantes de fisioterapia (con la inestimable colaboración de la Universidade da Coruña y la Facultade de Fisioterapia da Coruña), y a lo largo de los tres días que duró el evento se crearon espacios para que los estudiantes pudieran presentar proyectos propios de manera oral o visual.

Como patrocinadores de este evento queremos dar las gracias. Para nosotros ha sido un verdadero privilegio poner nuestro humilde granito de arena para que este evento haya salido adelante. Nos consideramos unos verdaderos afortunados de poder pertenecer a un campo profesional en el que cada día nos encontramos con gente sacrificada, solidaria y talentosa.

Algo que hemos podido vivir y sentir en primera persona a lo largo de estos días en A Coruña. Un grupo de personas que siente con tal pasión su profesión que ha decidido reinventarla por el bien de toda la sociedad.

Un prodigioso y didáctico viaje en el que podemos decir con orgullo que hemos participado. Para el siguiente; seguid contando con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario