El Sístema Linfático y el Drenaje Linfático Manual, DLM

El transporte de la linfa

El sistema linfático está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos) que recorren todas las regiones del cuerpo, de forma paralela al sistema arterio-venoso, transportando la linfa.
La linfa es una masa líquida que contiene agua y proteínas en su mayor parte, junto con otras células y elementos de deshecho.
El sistema linfático tiene dos funciones fundamentales:

  • Función defensiva, gracias a la presencia de los linfocitos.
  • Eliminación de sustancias de desecho. Limpia y recoge del medio celular todos aquellos elementos que, por su tamaño, no son capaces de penetrar en el sistema sanguíneo.

De esta forma, el sistema linfático contribuye a mantener la homeostasis de todo el organismo.

El linfedema es una patología del sistema linfático caracterizada por la acumulación de linfa en los espacios intersticiales, sobre todo en el tejido adiposo subcutáneo, causada por una alteración circulatoria del sistema linfático que puede producirse por:

  • Existencia de factores congénitos que provoquen un linfedema primario.
  • Aparición de un desequilibrio mecánico debido a una interrupción u obstrucción de los vasos linfáticos: linfedema secundario. Aparecen en aquellas personas cuyos vasos linfáticos se encuentran en perfecto estado de salud y funcionamiento, pero que se ven afectados por una serie de trastornos, lesiones o enfermedades que desencadenan el linfedema.

Las causas más frecuentes suelen ser:

  • Tratamiento radio-quirúrgico de patologías malignas (cáncer).
  • Fenómenos traumáticos.
  • Procesos infecciosos.

Esta alteración depende de dos factores: de la carga linfática (cantidad de líquido y proteínas a evacuar por unidad de tiempo) y de la capacidad de transporte (que depende de la integridad estructural del sistema linfático). Cuando se altera el equilibrio entre estos dos factores, se produce una acumulación anormal de proteínas titulares, edema, inflamación crónica y posteriormente fibrosis.

¿En qué consiste?

El drenaje linfático es una técnica de masoterapia especial orientada a la resolución de edemas prioritariamente linfáticos. Consiste en la aplicación de una tracción sobre la piel de forma lenta y rítmica para conseguir «abrir» las vías linfáticas. De esta forma, se consigue drenar los líquidos excedentes que bañan las células y evacuar los deshechos que provienen del metabolismo celular. Así el sistema puede funcionar solo correctamente. Existen dos grandes escuelas: Vodder y Leduc, que han definido las técnicas y protocolos de actuación.

¿Qué la diferencia de otras técnicas de masoterapia?

Las maniobras tienen unas características principales:

  • No pueden producir dolor.
  • Sin fricción. La fricción sobre la piel produce un aumento de la permeabilidad de los vasos que están trabajando para reabsorber el edema, por lo que se pierde el líquido reabsorbido. Por este motivo no deben de utilizarse cremas ni otras sustancias que permitan el deslizamiento de las manos.
  • La presión del drenaje manual no debe de exceder de 30-40 mmHg, porque sino se produce un colapso de los vasos porque la presión exterior al vaso sobrepasa el valor de la presión hidrostática que lo mantiene abierto.
  • Ritmo pausado y armónico, ya que la técnica tiene que adaptarse al ritmo de contracción de las unidades del sistema linfático, que es de carácter lento y rítmico.
  • Las maniobras deben de realizar una tracción sobre la piel (es la única forma de «abrir» el sistema) y dirigir la linfa en sentido proximal (hacia arriba).

Acciones sobre el organismo

  • Efecto relajante
  • Efecto drenante: activa el flujo linfático, crea un efecto mecánico de presión descompresión, y deriva la linfa hacia otras áreas linfáticas funcionantes, por lo tanto crea nuevas anastomosis y abre vías ya existentes.
  • Acción sedante del dolor: se produce una activación de los mecanorreceptores y se bloquean los receptores del dolor (nociceptores).
  • Acción tranquilizante.
  • Acción reguladora muscular: se regula el tono de la musculatura estriada favoreciendo el automatismo de la musculatura lisa.
  • Se facilita la función del sistema circulatorio venoso.
  • Se aumenta la diuresis por la gran movilización de líquidos.
  • Acción sobre la piel.
  • Acción beneficiosa sobre el estado inmunológico, aumentando la resistencia frente a determinadas enfermedades.

Indicaciones terapéuticas

1- Linfedema primario

  • Displasia: aplasia, hipoplasia, hiperplasia.
  • Fibrosis de los ganglios linfáticos inguinales.

2- Linfedema secundario

  • Post-quirúrgico.
  • Post-traumático: por traumatismos (esguinces enlace con la explicación de la lesión), rotura de fibras (enlace con la explicación de la lesión), tratamiento post-fracturas, contusiones, hematomas, distensiones, síndrome de Sudeck, etc.) o cicatrices muy profundas.
  • Post-irradiación y edema por quemaduras.
  • Linfedema inflamatorio o por filariasis.
  • Linfedema por fístulas linfovenosas.
  • Linfedema por éxtasis linfática.
  • Linfedema por tumores malignos.

3- Lipedema

4- Mixedema

  • Es un acúmulo de mucopolisacáridos ácidos (ácido hialurónico) y proteínas en el espacio intersticial de todo el organismo, manifestándose principalmente en la dermis cutánea. Se localiza principalmente en la cara, nuca, dorso de las manos y los pies. Es un edema duro, no deja fóvea y aparece en personas con alteraciones en la glándula tiroidea.

5- Trastornos vasculares periféricos

  • Varices, insuficiencia venosa crónica.

6- Trastornos osteomusculares y del tejido conjuntivo

7- Edemas locales del SNC y periférico

  • Cefaleas y migrañas, neuralgia del trigémino.

8- Trastornos neurológicos y neurovegetativos

9- Patologías crónicas de las vías respiratorias altas y auditivas

10- Trastornos pulmonares

11- Trastornos del aparato digestivo. Estreñimiento crónico

12- Enfermedades sistémicas del tejido conjuntivo

13- Trastornos dermatológicos

14- Estética

  • Edemas faciales (bolsas de los ojos), acné, patología del tejido adiposo (celulitis), etc.

15- Oftalmología

16- Otras indicaciones

  • Estrés, insomnio, cefaleas, resfriado, dolor menstrual.

Contraindicaciones absolutas

  • Cáncer no tratado.
  • Infecciones agudas: por el peligro de propagación por vía linfática. Ante una infección el organismo se defiende con una vasoconstricción linfática y sanguínea, y el DLMrompe esa protección mecánica local al relajar la vasoconstricción., propagando de esta forma la infección por todo el organismo.
  • Trombosis, flebitis y tromboflebitis.
  • Descompensación cardiaca.
  • Varices tortuosas y con relieve.
  • Crisis asmática: por su efecto vagotónico. Hay que dejar un periodo de 2 meses libres de síntomas.
  • Reacciones alérgicas en estado agudo.
  • Pacientes con patología renal.

Contraindicaciones relativas

  • Ciertas afecciones de la piel.
  • Hipotensión.
  • Síndrome del seno carotídeo.
  • Inflamaciones crónicas.
  • Hipertiroidismo e hipotiroidismo.
  • Procesos álgidos abdominales: contraindicada la manipulación abdominal en menstruaciones copiosas, dolor abdominal, embarazo y estreñimiento.
  • Linfedema maligno producido por el propio cáncer activo.

Aplicación de otras técnicas

  • Presoterapia mecánica. Técnica instrumental de tratamiento mediante la aplicación de fuerzas de compresión a través de unas cámaras hinchables que aplican una presión suave (< 40 mmHg) desde el extremo distal al extremo proximal. Facilita la reabsorción del edema por vía venosa, por lo que lo descarga de agua, pero no contribuye en el retorno de las proteínas a los vasos linfáticos. Por eso, la presoterapia constituye una contraindicación en el tratamiento del linfedema, si no es acompañada de la técnica del drenaje linfático manual, ya que elimina principalmente el agua, provocando así una concentración progresiva proteica del edema. No se recomienda su aplicación al inicio del tratamiento, sino que en un primer momento se deben de realizar 3-4 sesiones de drenaje linfático manual y, si no se consigue el efecto deseado, entonces comenzar con un tratamiento combinado de drenaje linfático manual y presoterapia en su modalidad intermitente.
  • Vendaje multicapa. Se colocan a diario y se llevan de día y de noche. Actúan sobre la reabsorción de las proteínas, así como sobre la movilización de las masas líquidas durante las contracciones musculares. El vendaje multicapas genera, durante la marcha, variaciones de presión, consiguiendo un efecto masaje. Además las contracciones musculares isotónicas, con un vendaje multicapas colocado, generan un aumento significativo de la reabsorción del edema. Por eso el paciente debe de trabajar la zona afectada con el vendaje puesto. Desde los primeros días, el miembro disminuye mucho de volumen para estabilizarse después. La colocación de los vendajes se interrumpe cuando los resultados dejan de mejorar. Entonces se cambian los vendajes multicapa por la contención elástica.
  • Contenciones elásticas. Mantiene el resultado obtenido por los vendajes multicapa y contiene el edema. La contención se utiliza para aumentar la presión tisular de forma inversamente proporcional al procedimiento de filtración, hecho que favorece la reabsorción del edema, ya que constituye una presión que se opone a uno de los fenómenos responsables de su existencia y formación. Debe de ser realizada a medida por un ortopeda. En este momento se va reduciendo el número de sesiones y poco a poco se va reduciendo el tiempo de utilización de la contención, aunque se debe mantener su utilización en el momento de realizar un esfuerzo.
  • Kinesiterapia. Muchos estudios han demostrado que la contracción muscular aumenta el flujo linfático por compresión de los vasos, aunque no hace que entren las macromoléculas. Se recomienda realizar movilización activa (en declive) de los miembros afectados con contracciones isométricas que ayudan a la compresión de los vasos.
  • Promoción de la salud linfática: aspectos nutricionales, medidas de prevención, medidas higiénicas, consejos para el paciente, etc.
9 comentarios
  1. Masajes Costa Rica
    Masajes Costa Rica Dice:

    Este es uno de los masajes más buscados en el centro de estética para el que laboro. Los beneficios del drenaje linfático son incomparables a ningún otro método, ya que estos dejan al paciente como nuevo y relajado. Lo mejor de todo es que al ser natural no hay ningún efecto secundario como en muchos de los métodos de la medicina convencional. Excelente artículo. Saludos desde Costa Rica!

    https://www.armoniaysalud.cr

  2. Xenxo Díaz fisaude.com
    Xenxo Díaz fisaude.com Dice:

    Hola Fabi.
    Me imagino que el drenaje es debido a retención en los miembros inferiores a causa de cambios producidos por el embarazo. Si no existe otra causa el drenaje no estaría contraindicado. De todas maneras, si no estás segura es mejor que el drenaje linfático sea manual y efectuado por un profesional.
    Gracias por contactar con fisaude.com
    Un saludo.

  3. Xenxo Díaz fisaude.com
    Xenxo Díaz fisaude.com Dice:

    Hola Tutti,
    los objetivos y las funciones del sistema linfático no cambian a la hora de hablar de la práctica deportiva.
    Pero es cierto que toma especial importancia este sistema durante y después de la práctica deportiva ya que aumenta el metabolismo general de cuerpo, con el consiguiente aumento de necesidades como las de devolver agua al torrente sanguíneo desde el espacio intersticial, transportar sustancias de desecho producto del consumo energético, transporte de lípidos posteriormente metabolizados, etc.
    Gracias por contactar con fisaude.com
    Un saludo.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario